El regalo con forma de candela, un cuento de juliomartinez

Por la mañana Micaela había visto el calendario y se había fijado que era el 1 de noviembre… día de todos los santos.

Aspiraba a ser un día como cualquiera otro, sin embargo, la noche anterior se había celebrado una fiesta extraña y fuereña: El halloween o Día de Brujas, una costumbre  que se origina en los Celtas, esos europeos, particularmente irlandeses que celebraban el final de las cosechas, y que en su calendario era algo así como nuestro fin de años. De hecho, a la fiesta se le llamaba Shamhain que significa, en lengua celta, fin del verano.

En esas estaba, recordando que la fiesta esa no le hacía gracia y que era un poco raro que lo celebraran cuando en nuestra región mesoamericana, la fiesta coincidía casi perfectamente con la fiesta pre hispánica del día de los muertos, y con la celebración española del día de finados, como si las culturas del mundo se hubiesen puesto de acuerdo.

El día pasó y ella estuvo pensando que era una coincidencia espectacular, sin embargo, había que entenderlo como una más de las muchas coincidencias que se dan. Esa tarde de sábado, se levantó después de una larga siesta de medio día, y abrió la puerta de la casa, como se hacía en los años setentas, solo para ver pasar a la gente en la calle, se sentó en la grada que daba a la calle principal del barrio a contar cuantas hormigas pasaban en su caminito, una tras otra, en eas estaba cuando de repente vió que venía una procesión silente, y se frotó los ojos.. “achis… y esto, quizá todavía estoy soñando”.

No, no era un sueño, se sintió repentinamente un tanto amodorrada, y sin ganas de levantarse. De la procesión, salió un muchacho moreno, que le sonrió con una boca de perlas, unos ojos de venado y un cuerpo a lo Lenny Kravittz. No le quedó mas remedio que devolverle la sonrisa.

El estiró sus manos hacia ella, mientras le entregaba una caja larguita con una chonga roja de adorno, un regalo que ella aceptó cuando estiró sus brazos hacia la caja. El joven se le acercó y le dió un abrazo que la halagó, por lo íntimo del mismo.

Mientras él seguía su camino ella miraba la pequeña caja un tanto asombrado, “¿Que habrá aquí? Ni modo, vamos a abrirlo”.

Su madre le llamó desde dentro: “Micaela, ven a tomarte un cafecito con nosotras”, y dejo la apertura del regalito para otro momento, lo pasó a guardar en su cuarto, en su cama cerca de su cabecera, sin dejar de pensar en los bellos ojos del muchacho.

Después de platica y plática con su madre y tía, Micaela, miró su reloj y notó como había volado el tiempo, ya eran las ocho de la noche. Se fue a su cuarto y se dedicó a quitar la chonga del regalo, tenía mucha curiosidad.

Salió a la sala y le comentó a su madre el suceso de la tarde, ella le contestó que eso no había pasado, que ella la había levantado de su cama para tomar el café, que seguro, había sido un sueño.

“Pero, ¿y esto que tengo en la mano?”

En efecto, no había explicación. Abrieron juntas el regalito y encontraron un envoltorio sobre el que estaba una fotografía, un nombre y una dirección: L-24, Boulevard Venezuela.

Quitaron el papel y sacaron el regalo, ojos abiertos, bocas abiertas, y manos abiertas!, el regalo era una tibia, un hueso de las piernas. Todas se pusieron pálidas. Y sin decir nada mas que “huyyyyy!!” guardaron de nuevo la enorme tibia en la caja.

Al día siguiente, buscaron la dirección por todo el Venezuela, hasta que alguien estando cerca de Santa Anita, les dijo, “esta dirección, parece de cementerio…Cuadro L, Tumba 24” Nooooooo!! Horror!!!

Fueron al Cementerio y buscaron la dirección, encontrándola rápidamente… y en efecto, ahí estaba la tumba semi abierta, y una foto de un muchacho moreno con ojos de venado.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo cuentos propios, Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s