Cuidado con el perro (un mal cuento anónimo)

Un día se despertó, y al siguiente supo que estaba solo en el mundo; era como si se hubieran evaporado. Viviría como un Rey, o mejor aún, cual Dios Todo Poderoso.Se instaló en un palacio. Hablaba solo sin que estuviera loco, a caso de felicidad. Siempre había odiado a la Humanidad, y era por tanto inmensamente feliz.
Pasó una semana, un mes, un año entero. Un buen día cogió su Jaguar y se lanzó a la aventura. Llegó a la costa, y aparcó justo al lado en donde morían las olas. Se dio un soberano chapuzón. Luego fue al puerto y se hizo a la mar en el barco más lujoso.
Ya en alta mar oyó un ladrido. En la bodega había un perro atado a su difunto dueño, el cual sostenía una nota que advertía: “Cuidado con el perro.” Y el perro le mordió en el cuello y murió.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Sin categoría

Una respuesta a “Cuidado con el perro (un mal cuento anónimo)

  1. esta chidooooooooooooooooooo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s